http://energiapetroleoygasucv.blogspot.com/

miércoles, 17 de marzo de 2010

Isla Puná, Ecuador (AFP)

La petrolera estatal venezolana PDVSA suspendió sus operaciones en la isla ecuatoriana Puná al no encontrar gas natural en un primer intento, informó el miércoles el presidente saliente de Petroecuador, Luis Jaramillo.

“Salen (de la isla), pero momentáneamente (…) luego de que no tuvieron éxito en la perforación”, dijo Jaramillo, quien casualmente este miércoles deja el cargo.

Jaramillo agregó que PDVSA, que en junio de 2009 inició la perforación de un pozo exploratorio en Puná (ubicado en el golfo de Guayaquil, suroeste) bajo su inversión y riesgo, reevaluará la información sobre prospección de gas natural y crudo en esa área.

“Mientras reevalúan, ¿qué hacen ellos ahí?”, señaló Jaramillo a la prensa. PDVSA trasladó la torre de perforación de Puná al campo Sacha, en la selva de la Amazonia, donde junto a Petroecuador explota unos 50.000 barriles diarios (b/d) de crudo, agregó.

La petrolera venezolana continuará operando en Ecuador, donde “tiene muchos compromisos asumidos con Petroecuador”, incluyendo la construcción de un complejo petroquímico en la costa para procesar 300.000 b/d desde 2013, lo que demandará unos 12.560 millones de dólares, dijo Jaramillo.

En asociación con Petroecuador, PDVSA opera el Bloque 4 de 300.000 hectáreas, en el cual fueron perforados tres pozos entre 1942 y 1970 en los que se registró presencia de petróleo y gas.

Ese bloque está ubicado en el golfo de Guayaquil, en donde la estadounidense EDC ya extrae gas y la chilena Enap tiene zonas adjudicadas.

Después de 25 años, PDVSA reanudó la exploración de gas en Puná, para lo cual tenía previsto invertir unos 40 millones de dólares en cuatro años.

Según el gobierno, Ecuador tendría más gas natural que Bolivia, el segundo proveedor de la región después de Venezuela con reservas de 708.000 millones de m3 de probadas y 617.000 millones de m3 de probables.

© 1994-2010 Agence France-Presse